חיפוש

En relación con los tres “arboles” en los mosaicos cruzados de la Iglesia de la Natividad

Newsletter de Yisca Harani, Tradujo al castellano: Riky Grunewald. December 2020



el árbol genealógico, el árbol de la cruz, y el del candelabro (menorá).


La información esta vez estará dedicada a las decoraciones De la Iglesia, no a los textos ni los dibujos de las escenas de la vida de Jesus.

De cualquier modo, todo junto, se vincula y se convierte en un manifiesto teológico deslumbrante, pero esta vez nos concentraremos en las decoraciones vegetales.




Yo recomiendo comprar, o por lo menos consultar los libros de Bianca y Gustav Kühnel:



Bianca and Gustav Kühnel,

The Church of the Nativity in Bethlehem:


The Crusader Lining of an Early Christian Basilica,

Schnell & Steiner. 2019.










En la Iglesia de la Natividad había adornos de arboles simbólicos en los muros, representaciones simbólicas de “el árbol del Génesis” y “el árbol de la vida” que estaban en el Jardín del Edén, y reaparecerán nuevamente al final de los días.

En el primer libro, que abre la Biblia, esta escrito:

“Yahveh Dios hizo brotar del suelo toda clase de arboles deleitosos a la vista y buenos para comer, y en medio del jardín, el árbol de la vida…” (Génesis 2).

En el ultimo libro de la Biblia Cristiana esta descrito el árbol futuro:

En medio de la plaza, a una y otra margen del rio, hay arboles de Vida que dan fruto doce veces, una vez cada mes, y sus hojas sirven de medicina para los gentiles.”

(Apocalipsis 22)


Estas citas son oportunas y correspondientes en especial para esta época, en que se decoran

arboles navideños, en las casas, las iglesias, y los poblados cristianos en el mundo entero. El


árbol verde es la expresión de la fuerza crecedora, la renovación y la esperanza. En la

inmensidad del invierno -el físico y/o el espiritual- el árbol representa un futuro de

rejuvenecimiento, y la promesa deuna florida primavera.

Sera que en la Iglesia de la Natividad habían arboles de navidad durante la Epoca Cruzada?...

No, seguro que no… pero si había decoraciones de arboles sibolicos en los muros, símbolos que

nos anuncian la victoria y la eternidad.



1. El árbol de la estirpe = la rama de Jesse


¡Este mosaico muy a nuestro pesar no se conservo!

Sabemos de el, gracias a testimonios y descripciones de peregrinos a lo largo de las generaciones. El mosaico que mostraba la ascendencia de Jesús, en forma de árbol, decoraba el muro oeste, es decir el muro de la entrada de la Iglesia de la Natividad, en su parte interior. El siguiente dibujo nos muestra donde estaba el mosaico de la estirpe de Jesse: sobre la puerta de entrada de la Iglesia. ARBOR JESSE.

Como dije, sobre la puerta había un mosaico con el árbol del linaje y la figura de Abraham en su base. Esto lo sabemos solamente gracias a las descripciones de los visitantes a la iglesia en la mitad del segundo milenio, los que agregan que en el mosaico había también citas de las profecías bíblicas relacionadas a la llegada de Jesús el Mesías a Belén, incluyendo un texto externo llamado “La Visión de Sabylla” de Virgilio.


Jesús era descendiente del Patriarca Abraham y de el Rey David, tal como esta escrito en el primer versículo del Nuevo Testamento. La genealogía en el Versículo 1 del Evangelio según Mateo (que difiere un poco de la genealogía del Evangelio según Lucas), cuenta tres periodos de 14 generaciones.

Primer periodo de Abraham hasta David,

Segundo periodo de David hasta el exilio en Babilonia,

Tercer periodo del exilio en Babilonia hasta Jesús.

Dos cosas (por lo menos) surgen de la lectura del resumen dinástico:


A. El proyecto divino no es aleatorio: la historia es como una operación militar planificada desde las bases: en tres partes, en periodos de un numero tipológico (14 es la multiplicación del numero tipológico 7, así como la suma de las letras hebreas del nombre “David” en gematria).


B. Jesús es la cima de la evolución monoteísta:

1- Abraham rompe los ídolos y define la creencia en un solo Dios.

2- David funda Jerusalem como La Casa de Dios/Templo.

3- La destrucción del Templo da como resultado la dispersión a Babilonia y se convierte

en el disparador de su reconstrucción.

4- Jesus profetiza la destrucción del Templo de Jerusalem terrenal, y nos prepara para la

época del III Templo… El mismo.


La genealogía/dinastía, es una promesa divina vinculada al futuro. Promesa que funcionara a través de la Humanidad, para la Humanidad. Promesa divina a través de los hijos de Abraham y para su bien. Abraham es la base del tronco, en el extremo del árbol y arriba -el Mesías, el futuro.


En este marco, cabe citar también la promesa que fue entregada a Isaías, atribuida a el Rey David:

Saldrá un vástago del tronco de Jese, y un retoño de sus raíces brotara.” (Isaias 11).

Y continua:

“Aquel día la raíz de Jese que estará enhiesta para estandarte de pueblos, las gentes la buscaran, y su morada será gloriosa.”

Y asi ven los cristianos la noticia categorica vinculada a Jesús como el Mesias hijo de David, porque “estará enhiesta para estandarte de los pueblos”, es decir para todos los pueblos y no solamente para el Pueblo de Israel.


De cualquier modo la geneologia que lleva de Abraham a Jesús pasando por el Rey David, es llamada, de forma icónica (de forma teorética)“Tronco de Jese”. También gracias a estos mosaicos bíblicos, así como la identificación del lugar de nacimiento de Jesús, en la misma ciudad de Jese, y de David, el hijo de Jese.


Obras de arte sacro describen la genealogía con forma de árbol:


La raíz, o el tronco del árbol es la figura de un hombre acostado, que lo podemos entender como Abraham, o como Jesse. Arriba, se desarrolla el árbol y se ramifica, con figuras bíblicas varias, a veces con el agregado de los profetas. Y lo mas importante, que veamos a David, a Maria y a Jesús.

Tenemos aquí un ejemplo de Europa, de la misma época que los mosaicos de la Iglesia de la Natividad. En un manuscrito capuchino asi como en un vitral en la Catedral de Chartres en Francia. Intenten localizar a los personajes:


Una forma absolutamente moderna de representar de forma artística el árbol dinástico se encuentra en la entrada de la Iglesia de Santa Caterina católica, adjunta a la Iglesia de la Natividad en Belen. Un impresionante relieve de bronce, nos muestra un árbol que en su base Abraham y en su copa -Jesús. La obra fue realizada por un artista polaco, y bendecida por el Papa Benedicto cuando visito la Tierra de Israel en el año 2009.

En otra oportunidad hare un análisis de toda la obra, pero por el momento es conveniente mirar sus partes.

La obra tiene forma de un árbol de olivo de amplia copa, que en su centro, el joven David, pastor, y por sobre -Jesús:


El nombre de Abraham se encuentra en la base del tronco:






Al lado de la obra, se pueden identificar nombres de la genealogía tal como aparecen en el versiculo 1 del Evangelio según Mateo:


Menases engendro a Amon,

Amon engendro a Josias,

11- Josias engendro a Jeconias y a sus hermanos,

Cuando la deportación a Babilonia.

12- Despues de la deportación a Babilonia,

Jeconias engendro a Salatiel,

Salatiel engendro a Zorobabel,

13- Zorobablel engendro a Abiud”











En la Iglesia de la Natividad hubo una continuidad artística y teológica del

“Tronco de Jese” que consiguió mantenerse hasta el Siglo XVII:


En los muros de la “nave” (la sala principal de la iglesia), estaban representadas las cabezas y los nombres de los personajes de la dinastía de la Casa de David, y para nuestra fortuna se preservaron algunos, como ejemplo de los que había a lo largo del muro.

En el muro sur, se preservaron siete cabezas, las de: Azor, Aquim, Eliud, Eleazar, Mattan , Jacob.

Sus nombres aparecen en el versículo 1 del Evangelio según Matías:

14 Azor engendoro a Sadoq, Sadoq engendro a Aquim, Aquim engendro a Eliud,

Eliud engendro a Eleazar, Eleazar engendro a Mattan, Mattan engendro a Jacob…


Y si Uds. se están preguntando de que Jacob estamos hablando al final de la lista, y al final del mosaico en el muro, no es “Jacob nuestro Patriarca”, sino Jacob, ¡el abuelo de Jesús! Como esta escrito:

16 y Jacob engendro a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo.


Este Jacob del mosaico extiende sus manos en dirección a los que no sobrevivieron el paso del tiempo… es decir, a Jose (que debería estar a continuación del muro) y en dirección a ábside de la iglesia, allí estaba Maria – (en un mosaico junto con David y el Patriarca Abraham!!) El ábside, que se encuentra sobre la Gruta del Nacimiento, estaba dedicado a Maria, pues toda la iglesia estaba dedicada a Maria. Distintas fuentes del primer milenio llaman a la Iglesia de la Natividad – la Iglesia de Maria!


2. El árbol/la cruz enjoyada (en latin: Crux Gemmata)


En el muro norte de la Iglesia de la Natividad, al lado de las inscripciones del Sinodo de Serdica y Antioquia, se encuentra una cruz magnifica, enmarcada entre arboles frondosos.

Esta cruz afortunadamente se conservo en su totalidad! No es una simple cruz, sino una cruz decorada con piedras preciosas (“gemas”), en un estilo conocido como: Crux Gemmata.



La cruz se encuentra en el centro de el muro norte, entre las descripciones de los sínodos que se conservaron (Serdica y Antioquia) y entre los otros que no se conservaron. La prosaica razón de la aparición de este elemento, una cruz decorada con piedras preciosas, es un cuestion de simetría. La cruz completa la división del muro norte en 7 secciones, como esta dividido el muro sur. En el lado sur, se dividio el muro en siete secciones, como el numero de concilios ecuménicos: Nicea I, Constantinopla I, Efeso, Calcedonia, Constantinopla II, Constantinopla III y Nicea II. Los siete concilios aparecian en todo su esplendor visual y teológico -hasta que se dañaron, y quedaron de ellos solo partes (fuera del concilio de Constantinopla I que se preservo completamente).

Enfrente, en el muro norte, la decoración esta dedicada a los Sinodos Locales: Cartago, Laudica, Gangara, Serdica, Antioquia y Ancyre (Ankara). Para que pueda establecerse una simetría entre los muros, se “interpuso” la hermosa cruz entre los seis Concilios y convierte al muro en una división de siete secciones.

La adicion de la cruz divide a los seis Concilios Nacionales en dos partes iguales en el muro, y “en el camino”, le añade valor teológico a las decisiones.

“Crux Gemmata” es una cruz decorada por lo menos en uno de sus lados con piedras preciosas, y sin el cuerpo del crucificado. A menudo, el numero de gemas es doce, como el numero de los Apostoles- como aparenta ser en el mosaico al que nos referimos.

La Crux Gemmata era frecuente en el Cristianismo Temprano asi como en la Edad Media.

A. La cruz en el mosaico de la Basilica de Santo Apolinar en Classe en Ravena, en Italia, data del SVI.

B. Cruz del Emperador Justino II del SVI, que aun esta en uso litúrgico en la Iglesia!


Toda “Crux Gemmata” es triunfal, es decir, un símbolo de la victoria. La cruz no es derrota sino triunfo, no es muerte sino resurrección! El color aureo y las gemas constituyen un signo de la victoria de la vida sobre la muerte, convierte al árbol de la muerte en el árbol de la vida (-Arbor vitae-). El árbol del Jardin del Eden que citamos al principio del articulo, es el árbol de la vida, por la interferencia de la cruz, como dice Cirilo, obispo de Jerusalem: “entre los arboles, el árbol de la cruz” (Lecturas Catequeticas 13:39).

Estos principios de acierto, victoria y resurrección, reciben mas importancia en esta cruz, frente a nosotros: por detrás de la magnifica cruz, y a sus lados, arboles verdes, cargados de hojas y frutos.

La ubicación de la cruz entre los concilios, como que aprueba su validez, y además, nos recuerda que todo aquel que recibe a Jesus y a la Iglesia (y sus decisiones!) se beneficiara del árbol de la vida apocalíptico (Apocalipsis 22).

Esta cruz triunfal, me recuerda un hermoso grabado, aunque mucho mas tardío, pero fque representa el concepto de que la cruz de la muerte de Jesus - es la cruz que le da vida a los creyentes,

El camino al árbol de la vida en el Jardin del Eden, debe de pasar por el árbol de la muerte de Jesus. Sin la cruz, no hay vida.


3- El árbol candelabro

A diferencia de la Crux Gemmata, única en su tipo, hay varios arboles candelabros, que decoraban y dividían las secciones entre los concilios.



La planta candelabro que esta fotografiada aquí, tiene el “acompañamiento” de otras dos plantas, que quizás podríamos llamarlas “candelabros angostos”.

Todos las plantas candelabro son fantásticas, cargadas de ornamentos, llenas de fantasia: hojas, flores, ramas, alas, y otros objetos como vasijas, platillos y cornucopias.

La abundacia de colores, y por sobre todo el fondo dorado (incluyendo el uso de la madreperla), convierte a la planta en particularmente iluminada, brillante. La variedad de las formas y su composición (cada planta candelabro es diferente del resto) es como “una fiesta en el Jardin del Eden”. Alas de angeles estallan de las plantas – nos recuerdan que estas se encuentran en algún lugar de espacio celestial.


Seran esos los candelabros del paraíso? O quizás los candelabros de la consagración litúrgica, como nos sugieren los elementos litúrgicos “dispersos” por todo el mosaico?, Altares, libros, incensarios, velas… podemos pasar un buen rato con nuestro grupo, tratando de hallarlos en el mosaico.


Puede ser que la decoración del árbol candelabro tenga como objetivo sugerirnos (o recordarnos) a los visitantes de la iglesia, que hay una relación entre el Paraiso, el Templo Celestial y la litúrgica de la iglesia:

La iglesia es el Templo Terrenal. Gracias a el arte eclesiástico (tal como aparece en las inscripciones) y a través de la litúrgica (como la vemos en la decoración de los objetos litúrgicos asi como los altares) – nos reunimos con los angeles y nos elevamos al lugar que llegaremos al final: el paraíso celestial.

8 צפיות0תגובות